FUNDAS NÓRDICAS MORADAS

Todas y cada una de las estancias de una casa son importantes

Ver más productos

Cada una tiene su función imprescindible, pero quizás la más importante de todas es el dormitorio donde nos relajamos totalmente y renovamos la energía para afrontar el siguiente día.

Por eso, esmerarnos en decorar el dormitorio de manera que sea acogedor, cómodo y bonito no es tiempo perdido. Y los colores juegan un papel primordial en la decoración. Empezando por escoger el color de las paredes, un color a gusto de cada uno y con el que podamos coordinar unas cortinas, alfombras, cojines… y la ropa de la cama.

Si, la cama es la pieza estrella del dormitorio, así que, vamos a centrarnos en vestirla de forma que nos llame cada vez que entramos en la habitación y que meternos en la cama sea el mayor placer del día.

¿Qué hay más cómodo para vestir una cama que una funda nórdica?

Una funda nórdica abriga sin pesar, tiene tacto suave sin necesidad de tener sábana superior, hace además que sea muy fácil hacer la cama cada mañana, no teniendo que colocar sabana, mantas, edredón…sin duda, nos quedamos con la funda nórdica. Uno de los colores más apropiados para vestir una cama es el morado, un color que se asocia a la sabiduría, a la magia, al misterio, a la sofisticación y a la inteligencia. Se dice también que es un color que ayuda a equilibrar la mente. Se le asocia con el funcionamiento del cerebro y se le considera un estimulante para la imaginación y la intuición. Los tonos morados son capaces de mitigar angustias y aportar paz. Se dice también que es muy recomendable si se tiene insomnio. Por eso mismo, es una buena elección decidirnos por una funda nórdica para nuestra cama en tonos morados.

Para conseguir el equilibrio de colores en la decoración del dormitorio existen multitud de diseños, flores, cuadros, lunares… en los que vamos a encontrar el color morado con otros colores más suaves como el beige o el rosa.

Podemos conseguir la decoración ideal sin necesidad de invertir mucho dinero, disponemos de un amplio rango de precios en fundas nórdicas, desde las más baratas sin dejar de lado la calidad hasta modelos exclusivos. Y, por supuesto, sección oulet donde todo es posible.